LOADING

Type to search

Así fue el ‘tsunami’ que tumbó a Pablo Casado: “Presidente, tienes que irte ya”

ACTUALIDAD

Así fue el ‘tsunami’ que tumbó a Pablo Casado: “Presidente, tienes que irte ya”

Share
Así fue el ‘tsunami’ que tumbó a Pablo Casado: “Presidente, tienes que irte ya”
  • JUANMA LAMET

    Madrid

Actualizado

A lo largo del día, el líder del PP fue perdiendo todos los apoyos en el Congreso y en Génova

Pablo Casado, a su salida, ayer por la noche, de la sede del PP en la calle Génova.
Pablo Casado, a su salida, ayer por la noche, de la sede del PP en la calle Génova.ÁNGEL NAVARRETE

Los apoyos se le iban cayendo ayer a Pablo Casado como las hojas de un árbol en otoño. Irremediable y melancólicamente, el aún presidente del PP comprobaba que cada vez le quedaban menos, y menos, y menos posibilidades de sobrevivir. Pero aun así, durante buena parte de esta giornata particolare de martes Casado creyó -o así lo transmitió- que aún podía salvar su cargo al frente del partido, a pesar de que hasta los suyos le estaban abandonando en un goteo continuo y cruel.

«Hundido» en lo personal pero atisbando aún una luz al final del túnel, a primera hora de la mañana Pablo Casado comenzó a llamar a los barones de su partido. Quienes hablaron con él lo describen como un líder con un hálito de esperanzas. O sea, «fuera de la realidad». Y lamentan -todos- la pesadilla personal que está viviendo su amigo. Los dirigentes se llamaban entre sí aturdidos como un boxeador en el noveno asalto. Uno de ellos no aguantó más y rompió a llorar al contarle a otro que acababa de hablar «con Pablo». Y que no podía entenderlo. «Me llamó Casado y me dijo que qué creía yo que iba a pasar en la reunión. ¿Pero qué? No están centrados. ¡Han perdido la cabeza, han perdido la cabeza!», relata un barón de los que gobiernan, con la voz realmente alicaída. Se refería a la reunión que se va a producir hoy, a las 20.00 horas, entre el líder del PP y los presidentes regionales. Todos, menos la navarra Ana Beltrán -a la sazón, número tres de Génova-, han confirmado que pedirán su cabeza.

– Presidente, tienes que irte, no hay salida.

– Bueno, a ver si puedo aguantar hasta el congreso.

– ¡Si llegas a mañana, va a ser un aquelarre, Pablo!

Tras esta otra llamada, comenzó un vía crucis ininterrumpido para Casado, desde las 10.00 horas hasta las 22.30, cuando Teodoro García Egea, con el que se había peleado amargamente en la sede de Génova, se presentó ante las cámaras de La Sexta para dar su versión. El día de nunca acabar se cerraba con las espadas en alto y con Casado hundido por un efecto dominó en modo tsunami.

GOTEO DE BARONES. A eso de las 11.00 horas, este diario publicaba que ya había al menos 14 presidentes autonómicos en contra de Casado. Todos ellos iban a pedir su cabeza en la reunión. Además de Feijóo, Juanma Moreno (Andalucía), Isabel Díaz Ayuso (Madrid), Alfonso Fernández Mañueco (Castilla y León), Teresa Mallada (Asturias), Alejandro Fernández (Cataluña), Paco Núñez (Castilla-La Mancha), José Antonio Monago (Extremadura), María José Sáenz de Buruaga (Cantabria), Jorge Azcón (Aragón), Carlos Mazón (Comunidad Valenciana), Marga Prohens (Baleares), Carlos Iturgaiz (País Vasco), José Ignacio Ceniceros (La Rioja). Pero a medida que avanzaban los minutos se fueron sumando dos más, de manera que a las 12.37 se les sumaba Manuel Domínguez (Canarias) y a las 12.50 hasta Fernando López Miras, presidente de Murcia y amigo personal de Egea, confirmaba a este diario que Casado no podía seguir al frente y él apostaba por un congreso extraordinario. La suerte de Casado estaba echada, pero no sólo por los barones.

LOS DIPUTADOS. Antes de las 12.00, un diputado cercano a Casado lo llamó por teléfono para comunicarle que la dirección del Grupo Parlamentario Popular iba a pedir la dimisión de Egea y un congreso extraordinario. El secretario general se resistió durante todo el día. Firmaron esa carta los diputados del PP Guillermo Mariscal, José Ignacio Echániz, Pablo Hispán (ex director de Gabinete de Casado, precisamente), Sandra Moneo, Carlos Rojas, Mario Garcés y Adolfo Suárez Illana (que fue número dos de Casado en la lista de Madrid de 2019). «Solicitamos la destitución inmediata del secretario general del PP», rezaba la carta. De hecho, consiguieron apartarlo de la sesión de control al Gobierno de hoy. Lo sustituirá Diego Movellán.

ALMEIDA Y LA DIRECTIVA. Pasadas las 12.00, José Luis Martínez-Almeida dimitía como portavoz nacional del PP. Casado era ya un cadáver político, pero se aferró a sus posibilidades. Por eso, a las 17.00 horas, los portavoces del PP en el Congreso y el Senado, Cuca Gamarra y Javier Maroto, insistieron en el cónclave extraordinario para «superar esta situación». O dimitirían. Y Andrea Levy amagó con seguir el camino de Belén Hoyo -la primera dimisión del día- y cesar en la cúpula.

A las 18.15, Casado claudicó y anunció un congreso extraordinario.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Tags:

You Might also Like

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *