LOADING

Type to search

El Supremo confirma la condena de ‘el Nene’, el experto en muay thai que mató a su compañero de celda

KICKBOXING

El Supremo confirma la condena de ‘el Nene’, el experto en muay thai que mató a su compañero de celda

Share
El Supremo confirma la condena de ‘el Nene’, el experto en muay thai que mató a su compañero de celda

El Tribunal Supremo ha decidido confirmar la condena de doce años de cárcel impuesta al experto en muay thai y kickboxing conocido como ‘el Nene‘ que en diciembre de 2018 asesinó a puñetazos a su compañero de celda en la cárcel de Soto del Real. Los jueces avalan tanto la condena que le impusieron los tribunales madrileños como que el Estado se tiene que hacer cargo, como responsable civil subsidiario, del más de medio millón que hay que pagar a los familiares de la víctima en indemnizaciones.

Los hechos, segun explica la sentencia a la que ha tenido acceso la Cadena SER, tuvieron lugar en la cárcel madrileña de Soto del Real en las navidades de 2018. El acusado, que llevaba al menos dos años compitiendo con licencia en artes marciales, había ingresado como preso preventivo por un robo por el que fue condenado posteriormente, y empezó una discusión con su compañero de celda recién llegado de una cárcel venezolana: una discusión sobre quién se quedaba cada litera.

Fue la víctima la que empezó una pelea que en pocos segundos se convirtió en paliza mortal. Golpes precisos en zonas vitales de la cabeza, el cuello y el tórax con puños y patadas que terminaron con su vida. La víctima, según declara probado la Justicia, “no tuvo posibilidad de reaccionar ni de defensa alguna debido a la precisión, violencia y contundencia de los golpes propinados, quedando expuesto a ellos” y falleciendo por asfixia víctima de unos golpes ejecutados “con contundencia y precisión”.

El Tribunal Supremo acaba de confirmar la condena que le impusieron los tribunales madrileños por un delito de homicidio con una atenuante de trastorno psíquico y agravante de abuso de superioridad: doce años de cárcel e indemnizaciones para los familiares de la víctima que suman 535.000 euros y de los que se debe hacer cargo el Estado al ser considerado responsable civil subsidiario.

Agravante de superioridad

La sentencia del Supremo, que ha tenido como ponente al magistrado Julián Sánchez Melgar, dedica la mayor parte de sus páginas a estudiar el recurso de la familia del condenado, que exigía una condena más alta y por asesinato con alevosía. El Supremo, como hicieron antes los tribunales madrileños, entienden que fue una pelea sin planificación por parte del homicida: “No se aprovecha el autor de una situación creada con anterioridad, por la que se busca una ventaja que impide la defensa del agredido, sino que la ejecución del homicidio no se interrumpe en momento alguno, sin que, en este caso, se reanude después aprovechando la situación creada”.

La agresión mortal sí debe agravarse por la superioridad física usada por el homicida: “Como argumenta el Ministerio Fiscal, se desarrolló y culminó con la mayor facilidad que suponía para el ejecutor su superioridad física y su dominio de las técnicas de lucha, lo que integra el abuso de superioridad apreciado en la sentencia recurrida”. El acusado era experto en artes marciales y acabó con la vida de su víctima con golpes ejecutados con la precisión que le otorgaban varios años compitiendo en muay thai y kickboxing.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Next Up