LOADING

Type to search

¿Es cierto que la vacuna contra el coronavirus causa esterilidad? | DW | 03.08.2021

CORONAVIRUS

¿Es cierto que la vacuna contra el coronavirus causa esterilidad? | DW | 03.08.2021

Share
¿Es cierto que la vacuna contra el coronavirus causa esterilidad? | DW | 03.08.2021

El rumor no es nuevo, pero sí persistente: las vacunas contra el COVID-19 podrían causar esterilidad tanto en hombres como en mujeres. ¿Es para tomar en serio? ¿Cuán peligroso es el COVID-19 en ese sentido?

“La vacuna contra el SARS-CoV-2 produce esterilidad”: afirmaciones de ese tipo circulan desde hace meses por las redes sociales. Primero se dijo que sobre todo las mujeres debían temer por su fertilidad, y la explicación biológica era que los anticuerpos generados por la vacuna no solo podrían atacar al coronavirus, sino que también se dirigían contra una proteína que participa en la formación de la placenta uterina.

Esto funcionaría así: las vacunas basadas en el ácido ribonucleico mensajero, mRNA, de BioNTech/Pfizer y Moderna, contienen un “plano de construcción”, en forma de mRNA, para la proteína de superficie del SARS-CoV-2, la llamada proteína de espiga (spike). Debido a la orden enviada por la vacuna, algunas células del organismo producen la proteína espiga, ante lo cual se desata una respuesta inmunitaria que conduce a la producción de anticuerpos especiales contra esa proteína vírica.

“Afirmaciones totalmente infundadas”

Pero, según los rumores, esos anticuerpos también tienen efecto sobre otra proteína, la sincitina-1, que ayuda a formar la membrana de la placenta, que se adhiere al útero, e impide que el organismo de la madre ataque al feto como si este fuese un objeto extraño. Según los que apoyan la teoría de la esterilidad causada por las vacunas contra el coronavirus, la similitud en la estructura de la proteína espiga y de la sincitina-1 es la causa.

Sin embargo, si eso fuera correcto, entonces “justamente, y sobre todo, la enfermedad que provoca el COVID-19 también debería provocar esterilidad”, explica en un escrito Udo Markert, director del Laboratorio de Fisiología Placentaria del Hospital Universitario de Jena, y presidente de la Sociedad Europea de Inmunología Reproductiva, junto con su colega Ekkerhard Schleußner, director de la Clínica de Maternidad de la Universidad de Jena y vicepresidente de la Sociedad Alemana de Medicina Perinatal. “Desde el punto de vista de la investigación placentaria y la medicina reproductiva, esas afirmaciones, entretanto ampliamente difundidas, son totalmente infundadas”, escriben los científicos, y recomiendan claramente a las mujeres vacunarse contra el coronavirus.

Miedo a la esterilidad masculina

Pero no solo las mujeres se han sentido inseguras ante una posible vacunación debido a ese tipo de suposiciones. También las noticias acerca de los efectos negativos de las vacunas en la capacidad reproductiva de los hombres se están propagando rápidamente en las redes sociales.

Un estudio estadounidense indica, empero, otra cosa: los investigadores estudiaron el esperma de 45 sujetos antes y después de la vacunación con un preparado de tecnología mRNA, y no constataron ningún tipo de influencia negativa de la vacuna sobre la capacidad reproductiva de los hombres. “No se constató en los hombres efectos de ningún tipo en los espermatozoides”, dijo Daniel Nassau, urólogo, y uno de los autores del estudio. El experto está seguro de que si la prueba se hubiera realizado a una cantidad mucho mayor de hombres, el resultado no habría cambiado en absoluto.

El contagio de coronavirus es más peligroso que una vacuna

Como contraparte, Ranjith Ramasamy, profesor de Urología de la Universidad de Miami, EE. UU., quien también participó en dicho estudio, alertó en un artículo en The Conversation sobre el peligro que conlleva una infección con el coronavirus. Las vacunas contra el COVID-19 no causan ni disfunción eréctil ni infertilidad, escribió Ramasamy, “la verdad es que el virus SARS-CoV-2 es el que representa un riesgo real de sufrir de ambos males”.

El urólogo y su equipo detectaron el coronavirus, en un estudio anterior, en el tejido de los testículos de un hombre que murió por COVID-19. Según Ramasamy, el coronavirus no solo afecta la producción de espermatozoides y la fecundidad, sino que también provoca dificultades en la erección.

Ese resultado no es sorpresivo, subraya Ramasamy. También otros virus, como el de las paperas o el virus del zika, pueden causar inflamación en los testículos y afectar la fertilidad masculina.

“El riesgo de infertilidad y de disfunción eréctil aumenta con la gravedad de la infección con coronavirus”, aclara Daniel Nassau. “Solo puedo recomendarles urgentemente, tanto a hombres como a mujeres, que se vacunen”, concluye el experto.

(cp/ers)

  • Turquía: personal sanitario escalando un camino para vacunar a la gente en un pueblo montañoso

    Coronavirus: vacunación en lugares remotos e insólitos

    Escalando hacia los pueblos montañosos

    Quien quiera vacunar a la gente en las regiones montañosas del sureste de Turquía debe estar en forma. La vacunación en los pueblos de montaña es particularmente importante, dijo el doctor Zeynep Eralp en una entrevista con DW: “La gente suele convivir muy cerca” y el virus se puede propagar rápidamente. Además, a la gente no le gusta ir a los hospitales, “así que tenemos que acudir a ella”.

  • Sanitario caminando ante una imagen religiosa

    Coronavirus: vacunación en lugares remotos e insólitos

    Vacunación con nieve y frío

    La gente muy mayor no van sola al centro de vacunación. En el Valle Maira, en el oeste de los Alpes italianos, muy cerca de la frontera con Francia, los médicos van de casa en casa para vacunar a personas mayores de 80 años contra el coronavirus. Por el camino cuentan con apoyo religioso.

  • Una enfermera viaja al río Yukon para vacunar a la población

    Coronavirus: vacunación en lugares remotos e insólitos

    En avioneta al río Yukon

    Con su cargamento de vacunas contra el coronavirus, esta enfermera viaja a Eagle en avión. Menos de 100 personas viven en ese lugar al pie del río Yukon, en Alaska, EE. UU. La población indígena tiene preferencia en muchos programas de vacunación, porque vive muy lejos y el próximo centro de salud le queda lejos.

  • Vacunación de indíogenas en Colombia

    Coronavirus: vacunación en lugares remotos e insólitos

    No solo vacunar sino también convencer

    Anselmo Tunubala se lava las manos antes de vacunar a una anciana. Todos los días, este hombre de 49 años anda por las montañas en el suroeste de Colombia para explicarle a la gente en el idioma local lo importante que es la vacunación. Es miembro de los misak, quienes viven allí. Son muy escépticos ante la vacunación, porque confían mucho en la medicina tradicional y sus líderes religiosos.

  • México: huicholes o wixáricas recibiendo la vacuna contra el coronavirus

    Coronavirus: vacunación en lugares remotos e insólitos

    Caminando durante horas para vacunarse

    Estos hombres y mujeres caminaron hasta cuatro horas para vacunarse en la remota ciudad de Nueva Colonia, en el centro de México. Pertenecen al pueblo indígena de los wixárika. Internacionalmente son más conocidos con el nombre de huicholes.

  • Mujer recibiendo una vacuna en una barca, en Brasil

    Coronavirus: vacunación en lugares remotos e insólitos

    Vacunación en una barca

    Olga Pimentel arrimó su bote junto al del equipo de vacunación. Solo se puede llegar a la comunidad de Nossa Senhora Livramento en Río Negro, en Brasil, a través del río. “¡Bien! Apenas dolió”, dijo la mujer de 72 años entre risas y gritó: “¡Viva SUS!”, el sistema de salud pública de Brasil.

  • Una mujer está siendo inoculada a la luz de una vela

    Coronavirus: vacunación en lugares remotos e insólitos

    Vacunando sin electricidad

    Durante mucho tiempo, el presidente populista de derecha Jair Bolsonaro no estuvo a favor de la vacunación contra el coronavirus en Brasil. Los pueblos indígenas y los quilombolas, descendientes de esclavos africanos, fueron de los primeros en ser vacunados. Incluida Raimunda Nonata, de 70 años. Como su comunidad no tiene acceso a la red eléctrica, la vacuna se administró a la luz de las velas.

  • Médico vacunando a anciana en Japón

    Coronavirus: vacunación en lugares remotos e insólitos

    Médico en casa en Japón

    También en Japón, el médico va a casa a vacunar. Aunque las metrópolis japonesas se encuentran entre las ciudades más grandes del mundo, el país del este asiático también tiene pueblos pequeños y aislados con solo unos pocos cientos de habitantes, como Kitaaiki. Cualquiera que no pueda llegar a la siguiente ciudad más grande, está feliz con la visita de un médico a su hogar.

  • Personas con neveras portátiles con vacunas contra el coronavirus

    Coronavirus: vacunación en lugares remotos e insólitos

    Vacunas muy valiosas en Indonesia

    A principios de enero, en Indonesia también comenzaron a vacunar. En barco, el personal sanitario viajó a islas remotas. Las vacunas en la nevera son tan valiosas que hubo personal de seguridad cuidando las dosis.

  • Personas registrándose en la India para ser vacunadas

    Coronavirus: vacunación en lugares remotos e insólitos

    Vacunación como evento de supercotagio

    La India es actualmente el país más afectado por la pandemia. A mediados de marzo, trabajadores médicos llegaron a la aldea de Bahakajari, en el río Brahmaputra. Estas mujeres querían registrarse para ser vacunadas. Sin mascarilla, sin distancia de seguridad. Ojalá esta situación no haya provocado más contagios.

    Autor: Ute Steinwehr, Philipp Böll


Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *